Entre el riesgo de contagio y la reactivación económica