Dos preguntas decisivas sobre la cuarentena